Hombre Sagitario Mujer Leo

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Leo y un hombre Sagitario?

No eres la mujer maravilla pero estás en mejores condiciones que otras para conquistar a este simpático pero complicado conversador inteligente. Y esto a pesar de tu ego, tu altanería y arrogancia, que muy pocos saben que obedecen a tu inseguridad. Para el hombre Sagitario, que es muy sagaz, no eres más que una malcriada. Te recuerdo que tiendes a pretender demasiado de un hombre y le arrojas desafíos que ninguna persona común puede satisfacer.
Sagitario es valiente y temerario: hará esfuerzos desmedidos para regalarte piedras preciosas, auténticas desde ya, pero el mejor regalo será su honestidad. Lo admirable es que por ti, que te crees una reina y actúas como tal, progresará alcanzando metas bien altas como dedicarse a la arqueología y descubrir una ciudad oculta, o encontrarse con un rico cofre de oro en medio del mar, resto de alguna embarcación pirata, o ganarse el Premio de la Academia de Hollywood al mejor actor.
Te probará su integridad, lealtad, inteligencia, coraje y fuerza de voluntad; lo único que jamás hará será postrarse a tus pies, rindiéndote pleitesía ni en la vida social ni antes de hacer el amor ni en la cocina ni en la más absoluta intimidad. Te respetará como a un igual. No te mirará desde arriba ni desde abajo, sino frente a frente.
Su trato será cariñoso, cálido, tierno y apasionado, muy parecido al que le brinda a su perro o su caballo. (No te disgustes por la comparación, lo que ocurre es que ama a los animales a veces con más fervor que a algunos de sus semejantes.) Si le desatas la ira con tus desaires, reaccionará con la misma irritación que podrías hacerlo tú, pero también como tú, se olvidará rápidamente de que lo ofendiste. Tú eres más dura para olvidar un agravio pero lo harás cuando él te convenza de que está realmente mortificado por haberte herido.
Siempre le concederás a este “héroe” una nueva oportunidad, con la bondad que te brinda el Sol, tu regente. El sexo entre ambos será una pasión desmedida que no disminuirán los años. Expresarán su deseo corporal con juegos, sensualidad y sensaciones diferentes. Cuando tú te vuelvas salvaje y desenfrenada, será como si se hubieran extraviado en pleno Amazonas. Sería conveniente que le advirtieras que evite usar su franqueza de estilete en plena unión erótica, para que no te enfríes durante días y noches interminables. Este hombre tiene mucho de payaso, y como tú eres una bella Leona, juntos crean la imagen de una pareja de refinado music hall.
Se divertirán. Recorrerán un circuito, deteniéndose en pueblos pequeños pero soñando con Europa, el gran desafío, que conocerán, qué duda cabe. Pero no olvides que los payasos son tristes y, en el fondo, este hombre tan temerario es un Quijote. Si un día el Arquero se marcha, recordará dolorido tu señorío, tu distinción y tu gran sentido del humor.
Pero como tú también lo extrañarás llamándolo con el pensamiento, volverá rápidamente para contemplar tus ojos como diamantes, iluminados por el Sol.