Las mujeres Sagitario del primer decanato y el Amor

Es inteligente e ingenua al mismo tiempo.

En todo caso, no ha nacido para ser pasiva o dependiente, y aspira a vivir sentimientos y relaciones amorosas de la mayor sencillez.

Incluso podemos decir que es bastante simplista en este campo, puesto que en el amor asegura más o menos lo siguiente: «se ama o no se ama». Cuando están enjuego sus sentimientos, les tiene pánico a las complicaciones.

Eso no es consecuencia de su mentalidad, ni de una deficiencia intelectual, ni de un desorden psicológico, sino de una actitud fundamentalmente positiva y generosa que, en general, se traduce en un rechazo a ver el mal, a la hipocresía, a la mentira, al doble juego, a los celos o a cualquier forma de expresión amorosa de carácter pasional, perversa o ambigua.

Con ella, pues, no hay que buscarle tres pies al gato, sino vivir lo más sincera y espontáneamente posible.