Los hombres Sagitario del tercer decanato y la profesión

Tiene un sentido político firme, que le hace muy hábil para aprovechar las circunstancias del contexto social y profesional en que se mueve y, asimismo, para sacar partido y satisfacer sus ambiciones.
Su fuerza se basa principalmente en sus convicciones inquebrantables, pero también en su amor por la competición, que considera un juego estimulante, en el que incluso ve un estilo de vida, de donde saca una filosofía y una moral que se aplica a sí mismo, pero que también intenta imponer a los demás.
Es serio, constructivo, perseverante, resistente física y moralmente, a veces incluso agotador para las personas que trabajan con él o junto a él, puesto que no siempre es fácil seguir su mismo ritmo. Sabe lo que quiere y raras veces, a la larga, no consigue sus fines. Su madurez coincide con cierta plenitud.