Sol en Sagitario Luna en Aries

Es una combinación de la triplicidad de fuego. Intensifica la actividad, pero inclina la mente a actuar siempre atolondrada o impulsivamente; esto puede producir una naturaleza algo exigente, y tendencia al disconformismo. Por lo tanto, es menester que el nativo se contenga mucho, porque de lo contrario se expresará demasiada energía mental y ello resultará una considerable variabilidad y excitabilidad. Hay un gran deseo de descollar y, a veces, de superar a los demás; la naturaleza pasional suele ser activa y la personalidad es muy fuerte, tendiendo a superar la contención.
Predominan el impulso, la energía y la actividad, y éstos podrán expresarse casi por cualquier canal, de acuerdo con el planeta más fuerte del horóscopo. Si los aspectos no se contradicen, el nativo es generoso, ardiente, entusiasta, de fuerte voluntad y a veces, rebelde; promueve con celo las causas o movimientos, y defiende a sus amigos como lo haría consigo mismo.
Existe una actividad y vigor que puede manifestarse físicamente como fuerza muscular e inquietud corporal, o socialmente a través de los sentimientos y emociones, o, también, mentalmente como intensidad de propósito. Si el horóscopo es bueno, puede hacer mucho bien como precursor, introduciendo reformas, creando y mejorando lo ya existente. Si los aspectos son adversos, puede ser demasiado militante, agresivo y destructivo, y carece de juiciosa contención y serenidad. Es probable que viaje, que cambie de residencia, y quizá de ocupación.

Volver a Sagitario