Sol en Sagitario Luna en Escorpio

Esta es una buena combinación porque predomina la influencia de Marte y Júpiter. Hay una tendencia a que haya mucho sarcasmo en el hablar, mientras que la disposición del nativo se caracteriza por su orgullo, temperamento fuerte, combatividad e impetuosidad.
Sin embargo, cuando la mente se orienta hacia el ocultismo, pueden hacerse grandes realizaciones. Otorga mucha perseverancia y persistencia, con abundantes energías y un fuerte deseo de independencia.
Es buena para la salud y para una constitución fuerte, y confiere resistencia y capacidad de trabajo, sea de naturaleza física o de otra índole, según la posición planetaria. Puede haber una pronunciada fortaleza muscular, con cierta tendencia a la carnosidad.
Cuando hay aflicción, existe cierto peligro de que la naturaleza pasional sea demasiado, activa, pero hay bastante habilidad ejecutiva práctica.
El nativo será libre y generoso y, si los aspectos son favorables, habrá de ganar (o heredar) considerables riquezas.

Volver a Sagitario