Las mujeres Tauro del primer decanato y la profesión

A pesar de su realismo a flor de piel y su firme voluntad de creer solamente en lo que ve, no es en absoluto una mujer escéptica.
Si se comporta así, de hecho es para defenderse de ella misma y protegerse de algo que presiente de forma totalmente irracional y que a veces le da miedo.
Sin embargo, sus presentimientos, que se manifiestan a través de un sentido común práctico cercano a la clarividencia, son muy apreciables y también apreciados en el marco de sus actividades, puesto que si algunos tienden a dudar de lo que hacen o de por qué lo hacen, éste no es su caso. Sabe lo que hace y lo lleva a cabo con mucha determinación.
Asimismo, aunque normalmente parezca tímida, esto no significa que no tenga un gusto pronunciado por los bienes de este mundo, sus placeres y su confort. Tiene, pues, toda la razón del mundo al mostrarse a veces ambiciosa, aunque no esté en su naturaleza, simplemente para obtener los medios con qué satisfacer sus necesidades o deseos.