Los hombres Tauro del primer decanato y el Amor

1º decanato: del 21 al 30 de abril

Es un hombre que posee un espíritu práctico que condiciona toda su existencia y todos sus sentimientos. Es lento tanto en sus reflexiones como en sus decisiones, pero una vez ha tomado una elección o se ha comprometido en una dirección, no se echa atrás pase lo que pase.

También es muy difícil hacerle cambiar de idea o de dirección mientras está en el camino. Su fuerza pasiva es inquebrantable y pretender que modifique cualquier cosa en su vida, sus actitudes o sus costumbres, significa chocar con un muro.

Ciertamente, su sensualidad exigente a veces le desborda y puede llevarle a echar una cana al aire.

Pero nunca descarrila. Aún más cuando su necesidad de seguridad material y afectiva le impide siquiera plantearse el hecho de perder o cuestionar lo que ha adquirido con el sudor de su frente.

Es, pues, muy fiel a sus compromisos, pero no espera menos de su pareja. Es muy entregado a los que ama, evidentemente, para siempre y muy sensible a cualquier pequeña atención que sus allegados tengan con a él.