Los Hombres Tauro del segundo decanato y la profesión

Si su motivación esencial en la vida parece ser la de disfrutarla, y procurarse y garantizarse todo el confort material, aunque también moral, que necesita para ello, este nativo es muy capaz de llevar a cabo un trabajo considerable y realizar esfuerzos extraordinarios cuando esté motivado por una tarea o un objetivo.
Se trata de un hombre productivo, constructivo y capaz tanto de lanzarse a importantes trabajos como de centrarse en una actividad concreta, que lleva a cabo con seriedad, constancia e integridad.
Su entorno normalmente aprecia su entrega en su contexto profesional, pero también su papel de puntal, porque es sólido como una roca y, por otra parte, porque no es muy partidario del cambio, y por tanto resiste el paso del tiempo y parece inmutable, y, evidentemente, porque podemos apoyarnos o podemos confiar plenamente en él. En efecto, siempre está ahí, pase lo que pase.