Madre Tauro e hijo Tauro

Si es un niño, la madre tiene frecuentemente la impresión de verse reflejada en él.
O bien hace lo imposible para que se le parezca, o bien es él quien la toma como modelo.
No necesitan hablar para comprenderse. A veces, incluso ella le ve venir o adivina a distancia.
Si es una niña, se parecen demasiado para que ambas lo reconozcan, sobre todo la hija a su madre.
Se adoran, pero con el tiempo se instaura entre ellas una especie de rivalidad.
En el plano sentimental, la hija no tiene nada que envidiar a la madre.

Volver a Signo Tauro