Madre Tauro e hijo Virgo

Si es un niño, la madre resulta sensible a su encanto reservado y el hijo está en armonía con su manera de sentir las cosas, de amar y de vivir.
El se siente muy cerca de ella.
Se muestra tan servicial el hijo con la madre, como ella entregada a él.
Si es una niña, podemos decir que se parecen más de lo que aparenta; puesto que aunque la hija parezca más introvertida que la madre, no deja de ser sentimental.
En la hija, la entrega de la madre se convierte en obsequiosidad y su sentido práctico se convierte en un sentido del detalle.

Volver a Signo Tauro