Padre Tauro e hijo Acuario

Si es un niño, respeta mucho a su padre, sobre todo si es un hombre productivo y constructivo, pero no se le parece en nada.

Sin embargo, como se plantean la vida desde el mismo punto de vista, con el tiempo, no pueden más que enriquecerse mutuamente.

Si es una niña, a menudo está dividida, incluso atormentada, por una parte, por el amor que ella le profesa y, por otra parte, por su propia independencia y su gran fantasía inconformista, que, evidentemente, perturban la tranquilidad de su padre.

Es necesario un compromiso entre ambos.