Padre Tauro e hijo Aries

Si es un niño, las relaciones que mantienen son sinceras y sanas. Un poco primarias, ciertamente, pero la fuerza tranquila del padre normalmente modera la impaciencia del hijo, mientras que el carácter atrevido del hijo puede incitar al padre, por él o por su causa, a lanzarse a empresas arriesgadas o más ambiciosas.

Si es una niña, ella le puede cautivar, sobre todo si le recuerda a una mujer de su infancia, su madre o una abuela. Aún más cuando, de forma espontánea, se agarra a él, y le apoya y le aprueba en todo, ella le estimula y le anima sin querer.

El notar su presencia cerca tiene un verdadero efecto terapéutico e incitativo sobre él.