Padre Tauro e hijo Cáncer

Si es un niño, la relación que establece con su padre deriva inefablemente hacia una complicidad amistosa basada en una confianza recíproca.

Juntos, comparten la misma afición por los placeres de la vida y la seguridad material. Así pues, pueden ser totalmente complementarios.

Si es una niña, su padre es su mejor amigo, su confidente, el hombro que siempre necesita para refugiarse y recobrarse.

Su presencia a su alrededor le vuelve a menudo más fuerte y su fibra paternal vibra con ternura.