Padre Tauro e hijo Tauro

Si es un niño, o bien se parecen en todo y el hijo se puede considerar una copia de su padre, o bien se parecen demasiado y se establece, en este caso, una relación de igual a igual donde cada uno se planta en sus posiciones, sin cederse jamás ni una pizca de terreno.

Si es una niña, a veces se identifica totalmente con las cualidades de su padre y retoma la antorcha de la familia o, si no, está absolutamente entregada a él.

En cuanto a él, el amor que le profesa es incondicional y hace todo lo posible por su felicidad, a veces incluso hace demasiado.