Sol en Tauro Luna en Escorpio

Otorga cierto grado de orgullo y amor propio, y los sentimientos son muy fuertes e intensos. Hay mucha reserva y fuerza concentrada, con mucho hermetismo. En esta combinación es muy necesaria una buena educación, porque de lo contrario hay tendencia a que los nacidos en ella se dejen influir con demasiada facilidad por el ambiente y las condiciones circundantes, encerrándose en sí mismos; por lo tanto, son muy conservadores, salvo cuando se los ataca o enfurece.
Los celos y el orgullo pueden ocasionar la caída de los que están bajo esta combinación, dado que siempre hay mucha determinación, para bien o para mal, y si no se limita a esto último, la naturaleza se torna muy egoísta.
Hay buena vitalidad, pero bajo aspectos malos existe peligro de surgir accidentes, ataques, apoplejía, etcétera. Es una polaridad bastante buena para las ocupaciones marciales y determinada clase de negocios; los nativos aman al dinero y son sensuales. Deben limitar sus apetitos y pasiones.
El éxito de la vida llega a través de una constante determinación y una tenaz obstinación y dependencia en sí mismos.

Volver a Signo Tauro