Sol en Tauro Luna en Piscis

Esta combinación no es tan afortunada como la del Sol en Aries y la Luna en Piscis. Asienta la mente y le da menos tendencia a la intranquilidad, pero en ciertos aspectos incrementa la combatividad.
Los nacidos bajo esta combinación son muy hospitalarios, sumamente receptivos a las necesidades y requerimientos de los demás, bondadosos, dóciles y de muy buen ánimo; tienen muchos amigos y conocidos, pero si la Luna está muy afligida, pueden sufrir por causa de ellos. Socialmente afortunados, no lo son tanto en el comercio o la vida pública, aunque pueden beneficiarse en las ocupaciones relacionadas con el agua.
En general, es una combinación afortunada: aumenta las tendencias espiritistas y confiere receptividad a las influencias psíquicas. La disposición es bondadosa, pero se altera con facilidad, y tiende a la vida virtuosa, la paz y la armonía. Existe más prosperidad hacia la segunda mitad de la existencia.
Si la Luna está afligida, existe propensión a las enfermedades de la vejiga o de la parte inferior del intestino.

Volver a Signo Tauro