Hombre Virgo Mujer Aries

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Aries y un hombre Virgo?

A pesar de que a la Mujer Aries la rige Marte, mostrará ante un hombre de Virgo sus facetas más tiernas y generosas. Confías en él porque admira tu valentía y la lucidez de tu mente; además, no compite con tus conocimientos ni victorias y tolera tus defectos. No necesitarás pelear si te ofrecen un amor de manera incondicional, de acuerdo con la personalidad de Virgo. Pero este romance que comienza con tan buenos augurios, puede romperse por el temor instintivo de Virgo al matrimonio. Como no eres paciente, te desanimarás rápidamente de la falta de planes “concretos”, y aunque llores, lo apartarás de tu lado, convenciéndote de que sólo se trata de una amistad. Y realmente seguirán siendo amigos toda la vida, si no siguen como pareja, por la galantería y el tono agradable de este hombre que no olvida tan fácilmente. Pero el amor entre ustedes también puede durar toda la vida y pasar por momentos de intensa belleza.
Los enfrentamientos llegarán cuando se encuentren ante un problema y este hombre actúe con un criterio realista, dejando de lado la emoción y tú reacciones impulsivamente, decidida a destruir a golpes, aunque sea en sentido figurado, el escollo. Sólo después de desahogar tu furia, te sentarás a dialogar. Sería bueno que enfriaras tu cabeza para lograr hasta aquello que te parece imposible. Pero las peleas fundamentales nacerán por el hábito de criticarte que aparece en él, una vez que entraron en confianza, lo que dada tu sensibilidad al respecto es peligroso.
Es preferible que vociferes tu enojo a que te mantengas indiferente, porque esto quiere decir que vas a romper para siempre y sin arrepentirte. Aunque pretenda convencerte que sus críticas nacen del gran amor que te profesa, no te sentirás feliz cuando la lista de tus defectos sea más extensa que la de tus virtudes.
Si eres capaz de armar una casa confortable, pulcra y de buen gusto, no te parece necesario y tienes razón, que revise si está limpio debajo de la heladera. Hay otra gente que puede hacer ese trabajo. Por ejemplo, él. Tendrás que mantener tu independencia económica porque no entenderá tu manejo algo desordenado del dinero y es capaz de esconderte hasta las tarjetas de crédito. Aun así, sentirán devoción el uno
Mantendrán una relación sexual compulsiva. Tú representarás para él, todo un misterio en la intimidad y él para ti, el abrazo que te atrae porque te brinda confianza. Tendrán compatibilidad en sus deseos y disfrutarán de una gran atracción física. Hay algo de pureza en los dos, que se verifica en el acto amoroso, donde sienten que sus espíritus se unen y trascienden. Las fuerzas combinadas de su regente Mercurio y de su otro regente aún no descubierto, Vulcano, lo inclinan a mantener un mundo propio. Es entonces cuando le resultará intolerable que le exijas respuestas directas, mientras está entregado a una de sus frecuentes depresiones.
Bastará con que te mantengas cerca, no lo interrogues y lo animes con alguna salida ingeniosa. Cederá a todo lo que deseas si le aseguras tu afecto. Déjalo vivir sus momentos de soledad sin temores: no es un hombre inclinado al engaño.