Hombre Virgo Mujer Capricornio

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Capricornio y un hombre Virgo?

Si tú estás convencida de que con tu perseverancia vas a cambiar a tu amado hombre Virgo, no será una meta fácil de alcanzar. Aunque la tenacidad de tu planeta, Saturno, sea magnífica, el verdadero planeta regente de Virgo, Vulcano, suele ser imperturbable a las influencias. No olvides tampoco, que el regente adoptivo de Virgo, Mercurio, añade a la resistencia de Vulcano, una inteligencia vivaz y gran perspicacia, logrando que el hombre de este signo escape ante las situaciones que lo molestan.
El tampoco podrá hacer mucho contigo, o sea, que desde este punto de vista, están emparejados. Al principio, es probable que Virgo no quiera saber nada con el matrimonio. Lo asusta la pérdida de su libertad, el tener que adaptarse a otra persona, el sacrificar su intimidad, la posibilidad de que le desordenen sus vitaminas, apositos, analgésicos y vendas con cosméticos femeninos.
Claro, no sabe que Saturno te dotó de un cutis impecable que te permite descartar las cremas de belleza.
Pero también quiere preservar sus hábitos, como comer en el restaurante donde le preparan la comida exactamente como a él le gusta. Probablemente, el simple hecho de pensar que estarás hablando incesantemente por teléfono desde la cama, le produzca dolor de cabeza. Se enterará, si le das tiempo, que una capricorniana prepara comidas deliciosas y no le gusta hablar mucho por teléfono, y menos aún desde la cama. Tú te sentirás ofendida, como una dama, desde ya, ante el hecho de no legalizar tus relaciones.
Te importa la opinión de tu familia, quieres ser madre y tienes ideas muy concretas de la manera en que deseas estructurar tu futuro. Saturno te vuelve sabia y ésa es la causa por la que apareces, en ocasiones, como si estuvieras deprimida: los demás no alcanzan tu clarividencia y te creen presumida y distante. Es porque te acomete un gran sentimiento de soledad, empeorado, si te enamoraste de un hombre Virgo, por su resistencia a casarse.
Terminarán uniéndose como tú lo deseas, si logras que tu testarudez se vuelva una dulce convicción y no aparezca como un capricho. Tienen mucho en común con respecto al dinero, lo que te permitirá trabajar, porque significa doble empleo y doble ahorro. Y llegarán antes a acumular el capital necesario para comprarse una casa en las afueras.
Pero estos planes los tienen para el futuro, porque sabemos que nadie te convencerá de que abandones tus ansias personales de progreso. Los unirá una excelente química sexual. Dos signos de Tierra saben cómo hacerse felices mutuamente. Harán el amor con una sensualidad lenta y exquisita que convertirá el erotismo en algo fértil y significativo.
Si se separan sufrirán mucho y es posible que las raíces de su amor nunca sean arrancadas. Por lo tanto, inviertan toda la energía posible en ponerle punto final a las desavenencias. Las peleas no serán, si ocurren, por la aparición de una tercera persona, sino, casi siempre, porque la meta de uno deja al otro rezagado. Acostúmbrate a ser menos terca y haz lo posible porque él te imite. Ambos deben comprender que el amor de ustedes no muere: permanece inmutable porque está basado en la lealtad.