Hombre Virgo Mujer Géminis

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Géminis y un hombre Virgo?

A ti te gusta la vida social, mientras el hombre Virgo tiene tendencia a la reclusión. En lo más hondo de su ser, preferiría vivir solo, sin estar obligado a besar, abrazar ni escuchar a una mujer por más bonita e inteligente que sea. Necesita largos momentos para estructurar su vida futura. Por eso, cuando inicies una relación con este hombre y de vez en cuando decidas vivir un poco tu libertad, se hará el enojado, pero en el fondo sentirá un gran alivio. Es posible que te ame sinceramente, pero su espíritu tiene recovecos que nadie, salvo él, conoce. Como se deslumhra con tu agilidad mental, tu perfume, tu gracia, siente que le causas cierto desórdenes en sus pensamientos. A veces, un Virgo puede ser inusitadamente celoso, pero será preferible que no trate de cortarte las alas, porque desaparecerás de su vida. A pesar de su rechazo al matrimonio, suele dejarse llevar por el amor que una mujer como tú le produce y adaptarse a la rutina de una vida en común. Virgo pertenece al elemento Tierra, por lo tanto se queda ahí donde fue colocado por la Naturaleza.
Acostúmbrate a su ostracismo porque tiene otras virtudes. Por ejemplo, no trata de dominarte y es un compañero excelente, siempre que respetes ciertas convenciones. Le gustará vivir en una casa mientras tu prefieres los departamentos, para mudarte cuatro veces al año, lo que provocará peleas, salvo que concluyas que el espíritu práctico de él te evita disgustos y molestias. Desde el punto de vista sexual, este hombre puede resultarte, por su cortesía y consideración, demasiado cuidadoso para tu volcánico temperamento, siempre que sea tu Gemelo apasionado el que se encuentre actuando. Le cuesta la entrega total porque todavía el sexo es algo misterioso para él. Arrastra algún mal momento pasado en el seno materno, que le impide la entrega total.
Tú eres movediza y fantaseosa para el amor íntimo, y como este hombre está dotado para hacer el amor con ligereza, en un primer momento puede ser que a fuerza de mostrarse espontáneos, lleguen al intercambio de cuerpo, mente y espíritu que es la unión perfecta. Se brindarán una sensación de seguridad que será el cimiento de una profunda pasión. Te gusta dormir hasta tarde y sueles sufrir de insomnio, mientras este hombre, que también lo sufre cuando algo lo preocupa, preferirá dormirse mientras trabaja, antes que levantarse al mediodía. Verá que tienes la casa ordenada, pero que no pones pasión en la limpieza y que, si fumas, aparte de contaminarle el ambiente, dejas los ceniceros sucios por toda la casa. No se enojará por esto siempre que seas puntual con las comidas y le demuestre lealtad.
Pero tú eres capaz de adaptarte a estos detalles que te parecen pequeñeces, y él sabe que en toda relación hay un equilibrio entre el cielo y el infierno. Puede hacerte llorar de aburrimiento cuando se acuesta a pensar en silencio y tus cambios de ánimo le producirán dolores de estómago. Creerán que los mantiene unidos la responsabilidad familiar, pero lo cierto es que se aman. Esfuérzate por reunir a tus dos Gemelos en una sola personalidad para no atormentar a este hombre, que puede ser un buen marido.