Hombre Virgo Mujer Leo

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Leo y un hombre Virgo?

Una mujer Leo, acostumbrada a los homenajes, tomará la lacónica muestra de cariño de un Virgo, con total indiferencia. No llorarás, tú lo sabes, pero porque el orgullo te lo impide. Para colmo, estás enamorada de este hombre que sigue con su calculadora, mientras tú luces tu mejor peinado y un vestido nuevo. Te sentirás protagonista de un cuadro desolador. Este hombre parco, puede enfermarse ante el caos, y odia el derroche y la disipación.
Si le tocan o alteran sus objetos personales se siente humillado y huye de las escenas dramáticas que amenazan su sosiego. Es difícil imaginarlo enamorado de ti y, sin embargo, le ocurre, mientras tú gastas el doble de lo posible, te tientas con el lujo y ordenas su escritorio o cómoda tirando a la basura las medias o corbatas que consideras pasadas de moda. Además, eres tierna y cariñosa, pero tan distraída que te olvidas sobre el lavabo tu lápiz labial, tu esmalte de uñas abierto y desparramas por diferentes lugares tus camisones como si estuvieras convencida que una corte de criados va ordenando lo que revoleas. Y ni hablemos de tu espontaneidad, que te inclina a levantarle la voz por una tontería delante del encargado del edificio y de tu costumbre de contarle tus pasados noviazgos, mientras él espera que respires para solicitarte que arregles de inmediato el guardabarros del auto que apareció averiado.
Por supuesto, al apagar la luz, él se quedará dormido inmediatamente, después de sentir que su organización se hizo trizas y tú permanecerás toda la noche despierta, preguntándote por qué ni siquiera te dio el beso de las buenas noches. Tu egocentrismo se transforma en cariñosa solidaridad cuando te miman y adoran ; de la misma manera, un hombre Virgo se vuelve más extrovertido y amable cuando lo respetan. A él le gusta criticar, lo que para ti es el inicio de un tragedia. Te ofende más que te critique el hombre que amas que cualquier otra persona. Debes decírselo, una y mil veces, utilizando tu arrolladura seducción.
Y, como es sensible, se volverá más demostrativo al ver que, con sólo unas caricias, te transformas en una gatita deliciosa. Van a tener que encontrar un término medio para poder llegar a una unión sexual satisfactoria. El acto amoroso de él puede parecerte demasiado insensible y mecánico para la pasión que sientes, pero si demuestras tu desaprobación, el desaliento de este hombre será enorme. Trata de convencerlo de que se permita la libertad y el entusiasmo en su expresión sexual, para descubrir que el acto de amor está destinado a ser compartido y no se trata de un simple desahogo de sentimientos. Un cambio de actitudes en ambos les será sumamente beneficioso.
El representará para ti la seguridad material y emocional porque lo sabes lúcido, inteligente, detallista y te contiene. El aprenderá a tolerar tus impulsos y terminará enorgulleciéndose de tu belleza y tus éxitos. Lo lindo será cuando él te lleve el desayuno a la cama, porque en un rapto de inteligencia, que en él son frecuentes, habrá comprendido que tu manera especial de agradecérselo puede ser infinitamente grata. Por una vez, al hombre Virgo no le importará llegar tarde al trabajo.