Hombre Virgo Mujer Libra

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Libra y un hombre Virgo?

Tu le haces evocar al hombre Virgo, las figuras femeninas de Leonardo Da Vinci, Rembrandt o Miguel Ángel. No es que te vea opulenta, pero sí en un estado de plenitud de la belleza, con curvas que denuncian tu femineidad y una cara armoniosa y apacible. Le recuerdas un almohadón mullido de tela satinada, los globos de su infancia, el aspecto contorneado de una nube en un cielo de verano, hasta que de pronto se sorprende. No sabe por qué, por momentos también le recuerdas a su viejo sargento mayor del ejército. Ocurre que, libriana al fin, te las ingenias para manipular con amabilidad insistente, hasta salirte con la tuya, y dominar a las personas sumisas que te rodean. Si bien no levantas la voz ni blasfemas, percibe que tus modales cautivantes lograrán, si se descuida, que él, tan, comparta tu manera de pensar en todos los rubros. De ahí la sospecha de autoridad. Además, tú colocas dos soluciones diferentes para resolver un conflicto y las estudias diligentemente antes de decidirte. Esto le produce al hombre Virgo un odio repentino y hasta inconsciente, porque él elige con rapidez. Finalmente, la paz aparece en su mirada transparente porque no tarda en calmarse, pero trata de no extralimitarte en tu necesidad de mando.
Como cualidad típica del hombre Virgo aparece su posibilidad de serenarte, hablándote en voz baja y reconfortante hasta equilibrar tu temperamento. Su ternura te devolverá la sonrisa y borrará tu ceño fruncido por el enojo, al comprobar que hay alguien capaz de amarte y no obedecerte. Por eso, siempre existe un elemento de sosiego en el acto amoroso entre la mujer Libra y el terrenal hombre de Virgo. Sus instantes íntimos son relajantes. Deberás advertirle que en la intimidad, cuando te ama como si fueras una diosa, justo lo que tú necesitas, se abstenga de críticas, aunque sean tácitas, porque tú te sientes como si te arrojaran cubos de agua fría en la culminación del acto amoroso.
Si igual cae en la tentación de juzgarte y tú te enfrías, Virgo no se sentirá consumido por el fuego de la pasión abrumadora, sin ser correspondido. Se volverá más desapegado, levantando entre los dos una barrera que tienes que disolver antes que se perjudiquen sus sentimientos y emociones. No olvides que este hombre está convencido de que tiene una misión que cumplir en la tierra: algo heroico y arriesgado que modifique al mundo.
Por más que te ame, antepondrá el servicio a los demás, sacrificando hasta sus propias necesidades. Quiere poner orden al caos y la confusión de los habitantes de la tierra, incluso de aquellos que ama profundamente. Vulcano marca su destino de seguir su estrella hasta cumplir con su misión. Por lo tanto, si te brinda atención, amor y cuidados, esfuérzate para ser equitativa al juzgar su generoso corazón y por entender que critica basándose en un ideal. Con su tendencia a preocuparse, Virgo corre peligro de morirse exactamente el día en que algún mentalista no muy respetable se lo dijo.
Tú estás especialmente capacitada para convencerlo de que puede vivir mucho más del límite incluso sin sacrificar su aspecto juvenil ni sus energías, como suele ocurrir con este signo.