Hombre Virgo Mujer Virgo

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Virgo y un hombre Virgo?

Se sentirán constantemente obligados a evaluar las respectivas conductas o emociones, formulando opiniones inamovibles. Pretenderán levantarse de buen humor pero, en general, lo harán con mala cara, descubriendo que se acostaron en el lugar equivocado de la cama. Al rato se estarán abrazando como dos niños, mientras comparten el desayuno. Si este hombre deja escapar sus emociones negativas, puede llorar durante horas sin que tú, que perteneces al mismo signo, hagas otra cosa que darle la razón y poner tu granito de arena para que se sienta gradualmente más cerca de la desesperación.
Cuando uno de los dos se hunda en un silencio atormentado, el otro aprovechará para realizar un relato pormenorizado de las variadas mortificaciones con las que lo castiga la vida. En el fondo se entienden, porque son prácticamente iguales, pero deben encontrar el lado positivo y bello en el simple hecho de estar vivos y amarse. Señálale (de paso tú también lo aprendes) que la lógica no es un dios al que hay que rendir pleitesía en todas las facetas de las actividades. Como tienen éticas individuales, son proclives a mezclarse en sectas o hábitos peligrosos que prometen ver “la verdad”. Tienen que convencerse que el Bien está dentro de cada uno y que Dios está presente dentro de nosotros.
Un Dios que nos desea la dicha. Ejercítense ambos en libertar sus almas de tantas insignificancias y a fijarse un horizonte amplio, espléndido, fértil, donde podrán aplicar su gran capacidad de discernimiento para crecer y amarse sin prejuicios. Como son hipocondríacos, pierden el tiempo en tomar remedios en lugar de hacer el amor, desechando las contrariedades y las persecuciones. Para disfrutar de los momentos íntimos, por favor, relájense, acéptense con menos exigencias, no juzguen ni se juzguen y dejen los análisis y las estadísticas para las computadoras. Es el momento en que deben usar su especial intuición para encontrar el alma del otro y disfrutar de esa entrega mutua que los hará inmensamente felices. Después de hacer el amor, comprenderán que la perfección es precisamente un sublime momento de amor consumado. Dile directamente: “Recuerda que no soy perfecta” cuando te recrimine algo. Y repíteselo cuantas veces sea necesario.
Puede olvidarse de ser afectuoso y hasta del sexo. Tendrás que hacerle caricias y darle besos en la mejilla, ligeros pero rítmicos: ni siquiera un hombre Virgo puede mantenerse inmune ante la química del amor. Terminará rindiéndose a la pasión y permitirá que sus emociones le ganen a la matemática de su mente.
No rebajarán sus momentos íntimos con groserías y saben muy bien cómo satisfacerse uno al otro. Tal vez demuestren más ternura que erotismo. Trata de mantenerte atenta para que los prejuicios de Virgo no los lleve a creer que tienen relaciones demasiado cortas o largas, regulares o distanciadas.
Virgo es puro, pero puede caer en la promiscuidad, instigado por seres que asesinan el sexo y lo ponen en contra y no a favor del amor; pero hay una balanza sexual que lo volverá a su universo sabio, tan escondido pero certero. Todo Virgo buscará el sexo a partir del amor. El secreto para salir de sus conflictos, es la aceptación de que tienen derecho a ser aceptados tal cual son.