Las mujeres Virgo del segundo decanato y el Amor

El juego social funciona de tal manera que normalmente nos fiamos de las apariencias, de lo que vemos, al menos de lo que creemos ver o se nos muestra.

La nativa de Virgo del 2° decanato a menudo se revela púdica y discreta, o bien tenemos la impresión que siempre está retraída, que no quiere que se hable de ella y, sobre todo, que no quiere atraer la atención.

Debido a esta actitud, pensamos que no es muy expresiva ni afectuosa. ¡Craso error! En realidad, es una mujer extremadamente sentimental, que puede incluso poseer una conciencia aguda, muy sutil y de una excepcional precisión, de los sentimientos y emociones que experimenta.

Por eso, aunque sea cierto que esta nativa sólo se entregue en raras ocasiones, se muestre muy selectiva en sus elecciones afectivas y no dé su confianza con facilidad, cuando ama, lo hace a través de todos los poros de su piel y de forma muy sencilla.