Las mujeres Virgo del segundo decanato y la profesión

Aparentemente, no parece que su corazón le juegue malas pasadas, ni que la pueda desestabilizar.
En efecto, siempre se la ve estable, y en el marco de sus actividades es ante todo seria y rigurosa, crítica y autocrítica, se fija en los detalles más pequeños, sin dejar, o sin permitirse casi, ni un margen de maniobra. En cualquier cosa que haga o emprenda, siempre empieza por poner orden, puesto que es incapaz de trabajar o realizar algo antes de elaborar un plan de acción.
Pero una vez sabe hacia dónde va y lo que tiene que hacer día a día para llevar a cabo una tarea concreta o alcanzar un objetivo, ya está encaminada y nada ni nadie podrá detenerla. Además, en el marco de sus ocupaciones, casi siempre se cuenta con ella para desempeñar un papel de intermediaria o de conciliadora porque es muy diplomática.