Las mujeres Virgo del tercer decanato y la Amistad

Jamás deja nada al azar, no vive ni hace nada sin un buen motivo, siente la necesidad de organizarlo y planearlo todo en su vida.
No es el tipo de amiga, pues, en cuya casa uno se puede presentar de improviso y quedarse a charlar un rato.
Y sin embargo, existe una verdadera parte de fantasía en ella, que puede manifestarse, por un lado, en la elección de sus amigos y amigas, que casi nunca carecen de originalidad y, por otro, en sus actitudes respecto a sus amigos y amigas, que tanto son permisivos -en este caso, es muy tolerante y conciliadora con ellos y siempre dispuesta a hacer todo lo posible para hacerles un favor-, como extremadamente críticos.
Dividida entre estos dos comportamientos, lucha contra su timidez natural y su falta de confianza en sí misma, dotando a su espíritu crítico de un humor muy agudo, a veces cáustico, pero distante, muy apreciado por sus amigos y amigas, pero que, pensándolo bien, no siempre es tan divertido como parece…