Los hombres Virgo del segundo decanato y la profesión

Se trata de un hombre al que le gustan el orden y el rigor. Por ello está muy capacitado para ordenar, clasificar, organizar y planificar. En todo caso, esto es lo que hace sistemáticamente antes de lanzarse hacia una empresa, una tarea o un proyecto personal.
Tiene gran habilidad manual y una gran capacidad de asimilación, siempre sabe sacar partido de sus experiencias, tanto buenas como malas. Todas sus cualidades le permiten, pues, arriesgarse a trabajos difíciles, delicados, que implican precisión y cierta laboriosa perseverancia, pero productiva y constructiva.
Es encantador, sociable y permanece dispuesto respecto a los demás. Es agradable y apreciado en su medio profesional porque también posee cualidades diplomáticas, sabe poner fin a las tensiones que puedan surgir a su alrededor, al tiempo que esconde un fondo de intransigencia moral y un espíritu crítico riguroso, que proceden de su meticulosidad y su perfeccionismo.