Padre Virgo e hijo Acuario

Si es un niño, aunque el hijo parece diferente al padre, se revelan muy complementarios.

El espíritu crítico y previsor del padre se convierte en el hijo en espíritu de independencia. Sus relaciones no carecen de originalidad.

Si es una niña, a pesar del carácter discreto o reservado del padre, la hija aprende mucho de él.

Del mismo modo, pero de una forma más arraigada, aspira a singularizarse como él y a distinguirse de sus semejantes.