Padre Virgo e hijo Géminis

Si es un niño, el padre y el hijo mantienen todo intercambios cerebrales, incluso intelectuales.

No tienen necesariamente las mismas opiniones ni una concepción de la vida idéntica, pero esto no les impide tener siempre ideas que intercambiar y cosas que decirse.

Si es una niña, tiene a menudo la brillantez de espíritu que le falta a él o se subestima. Es más despreocupada que él.

Esto le sorprende y también le da seguridad, puesto que excita su curiosidad, al tiempo que aprende a ser selectiva al estar en contacto con él.