Padre Virgo e hijo Libra

Si es un niño, al igual que su padre se revela o se vuelve crítico e íntegro, pero casi siempre más perfeccionista.

Sin embargo, aunque el hijo sea más amable y sociable que el padre, sus intercambios están impregnados de un gran pudor.

Si es una niña, el padre es muy sensible a su encanto y a su belleza, y es muy protector con ella.

La hija recibe de él una afición por todo lo bello y valioso, aunque el refinamiento de ella tal vez sea llevado al extremo y la vuelva ambiciosa.