Sol en Virgo Luna en Cáncer

Estimula la naturaleza sensible de la Luna en Cáncer, pero también despierta el lado ansioso de la naturaleza, estimulando las actividades según las líneas hogareñas.
Esta combinación es muy receptiva y quizás excesivamente sensible. Confiere una naturaleza económica, perseverante e industriosa, con fuertes tendencias hacia lo relativo a la vida del hogar y a los asuntos de familia, junto con cierta inclinación al conservadurismo o al sectarismo.
Hay facilidad para adaptarse y transigir, con cierto grado de sutileza mental y de rápida apreciación de los móviles de los demás. Confiere elocuencia y una palabra suave y persuasiva, siempre que Mercurio sea favorable.
Hay en el nativo más de lo que aparenta en la superficie, pero, aunque a veces es reservado, conquista amistades con facilidad. Esta combinación acrecienta las tendencias económicas de Cáncer.

Volver a Virgo