Sol en Virgo Luna en Escorpio

Esta combinación es un tanto egoísta, porque inclina al nativo a ser duro y un poco indiferente a los sentimientos de los demás, salvo las personas de su propia familia o aquellos que administran su comodidad personal.
Las simpatías son escasas y los celos se despiertan con facilidad, mientras que hay tendencia a no perdonar y a ser severo con los que se equivocan.
La crítica y el juicio están muy desarrollados, y esta combinación es buena para todas las cuestiones relacionadas con la industria; la persistencia de carácter y la fe en sí mismo de Escorpio, dan fuerza en este sentido a la naturaleza de Virgo.
La combinación es muy afortunada para enfermera o médico, dado que ambas influencias armonizan bien en estas cuestiones. Pero si cualquiera de las dos luminarias está en aflicción no es buena para la salud.

Volver a Virgo