Sol en Virgo Luna en Piscis

Hace que la personalidad sea mediúmnica y receptiva a los requisitos de la individualidad, pero produce intranquilidad y un considerable deseo de cambios y novedades, y, por lo tanto, hay tendencia a mucho descontento y a cierta irritabilidad.
El nativo es muy servidor, subordinado o empleado, y como trabajador es excelente, muy correcto en los detalles, aunque en ocasiones se muestra indolente. Simpático y caritativo, recibe simpatía y amor de los demás.
Si el horóscopo es malo, el nativo tiende a engañar o a no ser recto, o bien sufre de esto mismo de parte de los demás: se dedica a ocupaciones oscuras y le resulta difícil superarlas.
Esta combinación no es favorable para la salud, además produce falta de confianza en uno mismo y hay peligro de ser bastante superficial, aunque siempre despliega una naturaleza hospitalaria.

Volver a Virgo