Sol en Virgo Luna en Tauro

Aunque esta combinación de la triplicidad de la tierra hace que se manifiesten todas las facultades intuitivas, fortalece la habilidad científica y práctica, confiriendo agudas percepciones y haciendo que los influidos por ella sean muy capaces en el mundo comercial.
Da mucha receptividad a la esfera del pensamiento circundante y cierto instinto poético, junto con alguna reserva y sigilo; hay tendencia a ser precavido en exceso. Salvo que las luminarias estén en aflicción, el nativo es afortunado en los negocios y en los asuntos de dinero, y tiene un temperamento práctico, metódico y perseverante.
Como empleado es capaz y obtiene éxito, y también como dirigente en su especialidad, cualquiera que ella sea. Además, se lleva bien con los que están bajo su supervisión. Parece más obstinado de lo que es en el fondo, porque, si bien no se deja influir fácilmente por los demás, muchas veces tiene sus propias dudas, aunque no lo admita. Probablemente nacido en un ambiente próspero, hereda dinero, o bien progresa en la vida y llega a ganar buenos honorarios.
Hablando en términos generales, la salud es muy buena bajo esta combinación; si los aspectos son malos, enferman los ojos.

Volver a Virgo