Virgo y sus miedos

El miedo de Virgo es no poder controlar ni manejar racionalmente y eficazmente lo que ocurre a través de sus habilidades practicas.
Si no descubre los mecanismos adecuados para hacer que funcionen bien las cosas tal como le parece que tienen que funcionar, entra en pánico y reacciona reprimiendo y resistiendo todo aquello que no sea lógico, útil o necesario.
Pierde la perspectiva anímica y afectiva del asunto que tiene por delante, y esto lo empobrece o lo agota, se vuelve agrio y árido.
Deberá aprender a soltar, a dejar que la vida fluya en su ordenado caos, a que las cosas se acomoden solas.
Debe integrar lo que siente a lo que piensa y dejara de temer.